Programa Ábaco

 

El trabajo con una herramienta como el ábaco se considera una actividad especialmente aconsejable en Educación Infantil y Educación Primaria. Se trata de un programa de desarrollo intelectual, diseñado para estimular una utilización más completa del cerebro, que contribuye a desarrollar la concentración, la  memoria visual y auditiva, la autoconfianza, la creatividad y, en definitiva, las competencias básicas necesarias para ser capaces de afrontar cualquier reto que requiera un esfuerzo mental. Está dirigido a alumnos de edades comprendidas entre los 5 y los 13 años, intervalo en el que está demostrado que es mayor la capacidad de aprendizaje y de adquisición de habilidades analíticas. El método elegido promueve y refuerza el nivel de concentración y atención, la capacidad de escucha, la memoria visual y la orientación espacial, además de propiciar un aprendizaje constructivo y creativo.

Se utiliza como herramienta de aprendizaje el ábaco, con el que inicialmente los alumnos aprenden a utilizar fórmulas (en diversas operaciones aritméticas de suma, resta, multiplicación y división), para practicar el cálculo mental manejando físicamente el ábaco. Progresivamente, adquieren autonomía para transferir los conocimientos adquiridos a un ábaco mental (imaginario). 

El programa está diseñado para ayudar a los estudiantes. No interfiere en el aprendizaje curricular de las distintas áreas. Las habilidades se aprenden gradualmente, para que la asimilación de nuevos conceptos sea más eficaz. No sólo ayuda a desarrollar la aritmética mental. Pensar utilizando imágenes mejora la disposición para el razonamiento y aumenta la memoria visual. Naturalmente, estas dos capacidades mentales son necesarias en todas las áreas académicas. Esto propicia un eficaz apoyo para el  aprendizaje del resto de asignaturas y un mejor rendimiento académico.