Tutoría

 

 

El Colegio cree que la función tutorial debe quedar integrada en sus planteamientos institucionales como un compromiso con el proceso de aprendizaje de los estudiantes. En su vertiente académica, debe hacer posible que los alumnos aprendan de sus errores y encuentren soluciones a sus dificultades, debe ayudarles a consolidar sus aprendizajes, y guiarles en un camino en el que aprendan a escuchar, tener confianza en sí mismos, responsabilizarse de sus opiniones y tomar decisiones.


Pero la tutoría no es solo un proceso orientador que desarrollan de manera conjunta tutor y estudiante en aspectos académicos, sino también en aspectos personales. La atención individualizada es quizá una de las características que distingue al Colegio de forma especial. Los alumnos de cada nivel encuentran en su tutor a la persona que sigue de cerca su formación intelectual y humana, que atiende sus peticiones, y que coordina la relación entre los profesores que imparten clase en un mismo grupo. La tutoría es personalizada y también grupal; se presta atención a la convivencia de cada alumno con el resto de sus compañeros y al comportamiento y actitud de cada grupo.


Los tutores, en colaboración con el Departamento de Orientación, ofrecen a los alumnos la ayuda que puedan necesitar en cualquier situación académica y personal, y constituyen un vínculo fundamental entre el Colegio y las familias. Las entrevistas personales son una práctica habitual a lo largo del curso, de modo que los padres reciben información frecuente sobre cuantos aspectos puedan concernir a sus hijos en su vida escolar.