Comedor

 

 

El Colegio dispone de un servicio de cocina atendido por un jefe de cocina, cuatro cocineros y el correspondiente personal auxiliar. Cada día se confeccionan tres menús diferentes, adecuados cada uno de ellos a las distintas edades de los alumnos, y elaborados bajo la atenta supervisión del servicio médico, que proporciona las indicaciones necesarias para atender a aquellos alumnos que tengan especiales necesidades alimentarias.

 

El Comedor, de 326 m2 de superficie, es un espacio útil no solo para la imprescindible reparación nutricional, sino también para la conversación relajada entre los alumnos. Puesto que el Colegio se propone la formación integral de nuestros alumnos, entre las tareas de los profesores encargados de la vigilancia del Comedor se encuentra la de trasladarles la obligación de mantener los hábitos de conducta apropiados entre comensales.


La estructura del Colegio, en forma de cuatro pabellones, permite una enorme autonomía en el funcionamiento de la vida diaria, de modo que pequeños y mayores no se interfieran en sus actividades. Para unos y otros alumnos, los horarios de recreo son diferentes, como son diferentes también los horarios para acudir al Comedor, situado en el Pabellón Central.